Whirlpool

¿Tienes problemas porque tu lavadora Whirlpool no centrifuga? ¿Falla también el desagüe? Si tu lavadora Whirlpool no funciona bien y quieres arreglarla por ti mismo, o buscas a alguien que la repare, perfecto. En este artículo vamos a ver por pasos cómo identificar una avería en una lavadora Whirlpool y cómo arreglarlo o buscar un técnico que nos ayude.

Lavadoras Whirlpool

Antes de ver cómo arreglar la lavadora, vamos a conocer a Whirlpool para que sepas qué te traes entre manos. Whirlpool es una empresa estadounidense especializada en electrodomésticos. Aunque en España son especialmente conocidos por sus lavadoras, también son fabricantes de secadoras, cocinas, microondas, neveras, y mucho más. Como ves, se trata de una empresa muy grande.

Whirlpool tiene una línea de lavadoras muy amplia, y de hecho, la cantidad de modelos es muy elevada. A continuación puedes ver algunos de los modelos de Whirlpool.

  • FWD91496WS EU
  • FWG81496WS EU
  • FWF71253W EU
  • FWL61252W EU

Si tu lavadora de Whirlpool no es de ninguno de estos modelos o si no sabes cuál es el tuyo, no te preocupes. Las principales diferencias de estas lavadoras son referentes a cosas como la capacidad de carga o de revoluciones. Las cuestiones técnicas son similares en todas ellas. Por eso, vamos a ver cómo puedes arreglarlas por ti mismo.

Cómo repararla por ti mismo

Antes de empezar tenemos que decirte que debes tener precaución tratando de arreglarla por ti mismo. Hay dos motivos: 1. Que rompas algo que no está averiado 2. Que tengas un accidente.

Por todo esto, ve con cuidado con la reparación. Sabiendo esto, vamos paso por paso viendo las posibles averías de tu lavadora Whirlpool y cómo solucionarlas.

La primera de las posibilidades es que el tambor de la lavadora esté bloqueado por algo que se haya quedado pillado. Por ejemplo, quizá se haya metido una prenda de ropa o un cinturón dentro del tambor que está impidiendo que la centrifugadora dé vueltas. Si lo ves, sólo tienes que sacarlo de donde está. Si la causa de la avería era esto, tu lavadora debería funcionar ahora.

Otra cosa que puede estar bloqueado es el sistema de drenaje. Si la lavadora no puede desaguar, lo más probable es que aquí también se haya quedado algo tapando el drenaje. ¿Te acuerdas de ese calcetín que no encuentras? Pues mira por ahí porque es posible que se haya quedado taponando el drenaje.

Si no has conseguido repararlo así, puede deberse a causas más complicadas en las que necesites contratar asistencia técnica.